viernes, 5 de diciembre de 2008

La verdad de los fluorescentes

Hace poco un profesor nos comentó en clase a modo de anécdota, que si salimos de una cocina iluminada mediante fluorescentes y no vamos a tardar mucho en volver (15 minutos), es mejor dejarlos encendidos para ahorrar luz, que apagarlos y volverlos a encender al volver. Según mi profesor, se gasta menos electricidad dejándolos encendidos en tal situación, que apagando y encendiendo al volver.


Es un argumento que no es la primera vez que lo había oído, y de hecho no sólo dicho profesor lo contaba, sino que alguien posiblemente lo haya podido leer en los medios.
Me entró curiosidad y empecé a buscar información sobre el tema, y me acordé de una entrada publicada hace ya algún tiempo en el blog Asturphysics. Pero buscando un poco más encontré también este artículo de la revista consumer. ¿Quién tenía razón? Si leemos ambos podemos ver que dicen cosas bien diferentes. ¿Era verdad o sólo un mito?
Según la revista consumer era totalmente cierto, sin embargo según Asturphysics, el mito era falso.
Seguí buscando un poco más y encontré esta explicación, muy completa y detallada. Os recomiendo su lectura.
Es un artículo de Curioso Pero Inútil (CPI), en el que explican perfectamente cómo una bombilla fluorescente gasta en el encendido lo mismo que gasta funcionando durante unos pocos segundos. Según ellos el mito es falso. Eso de que se gasta menos si dejamos la luz encendida, si no vamos a volver en 20 minutos, es mentira (tal y como se explicaba perfectamente en Asturphysics).
Pero hay una segunda parte, y es que muchos argumentan que puede que no se gaste menor cantidad de electricidad, pero sí que se consigue hacer durar más la bombilla si la dejamos encendida, ya que sufrirá menor desgaste. Se supone que con el ahorro en bombillas, al final saldremos ganando.
A esto también responden en Curioso Pero Inútil, y parece ser que esto tampoco es cierto. Y para que se nos quiten del todo las dudas, nada como ver a los Cazadores de Mitos poniendo a prueba todo lo que nos han contado en Curioso Pero Inútil. Podemos verlo en este vídeo.

Artículo revisado por Eugenio y por Wis.

Sólo ayudo a las chicas guapas
¿Dónde está el fotón?

7 comentarios:

Wis_Alien dijo...

Una entrada genial. Haría falta que la gente comprenda bien este tema del consumo de los fluorescentes porque hay muchos rumores que circulan por ahí que son completamente falsos.

Saludos ;)

dani dijo...

Muchas gracias, post interesante. A mí se me ha caído un mito, porque era de los que se iban dejando luces encendidas por toda la casa, ahora tendré más cuidado. Un saludo.

Fooly_cooly dijo...

Meca!! Gracias por acordarte de mí.

Me alegra ver que se me recuerda aunque el blog esté muerto... o en coma al menos...

Héctor dijo...

Gracias Wis ;)

Dani, ya sabes, a apagar las luces. Gracias a ti por pasarte :)

Fooly, no hay porque darlas. La verdad es que me ha venido muy bien para enlazarlo. Y además es por ahí por donde empecé a buscar tal y como comento en la entrada, me acordeé de repente del artículo que publicaste en Asturphysics.

Un saludo

Carlos Lobato dijo...

Muy bueno Héctor! Es curioso, pero a mi también me lo dijo un profesor, aunque no le hice mucho caso y yo siempre he sido de los de apagar las luces. Ahora se que lo hacía bien! jejeje.
Un saludo! ;)

lucía dijo...

Yo ya había visto el de cazadores de mitos sobre lo de dejar las luces encendidas. Hay que decir que el mito no se cumplía con ningún tipo de luz, ni fluorescente ni otros.
Una gran discusión familiar hasta ese momento lo de apagar las luces...

Sophie dijo...

Excelente artículo, yo tenía remordimiento de conciencia porque instintivamente apago la luz de la cocina al salir, pero veo que no, que de remordimientos nada. Larga vida a mis fluorescentes!! xD