Mostrando entradas con la etiqueta electricidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta electricidad. Mostrar todas las entradas

domingo, 10 de octubre de 2010

Ahorra energía desenchufando lo que no utilices

Es una costumbre bastante habitual, sobretodo entre los jóvenes, el dejar el portátil conectado a la corriente aún estado apagado, el cargador del móvil enchufado a la luz sin estar cargándolo, el dejar la televisión en stand by (apagada pero con la lucecita roja), y muchas cosas de este estilo. Y hacemos esto porque no sabemos que realmente cuando dejamos las cosas conectadas a la corriente éstas consumen energía, pese a no estar funcionando. La explicación es muy sencilla.

La inmensa mayoría de los aparatos electrónicos (por no decir prácticamente todos) necesitan un transformador para funcionar. El transformador no es más que un aparato que convierte la corriente eléctrica que obtenemos de los enchufen a una tensión (o voltaje) que el aparato en cuestión necesita para funcionar. Dando algunos números para que se entienda mejor. El cargador del ordenador con el que estoy escribiendo esta entrada recoge del enchufe la tensión que tenemos todos en nuestras casa en España que son alrededor de 230 Voltios (en algunas partes del mundo como en América Latina esta tensión es diferente) y los reduce únicamente 18,5 Voltios. Pero esto no es todo. Del enchufe sale corriente alterna (tanto de la tensión como la intensidad de corriente van variando como onda sinusoidal) y el transformador la convierte en corriente continua (la tensión y la intensidad son constantes), que es lo que necesitan la mayoría de los aparatos electrónicos para funcionar.

Volviendo al tema. Ya hemos visto que todos los aparatos tienen un transformador (está dentro de la pieza grande y rectangular de la imagen de la izquierda) y hemos visto que convierte la corriente eléctrica de alterna a continua, y además reduce la tensión. También podría aumentarla, pero generalmente eso no es necesario porque los aparatos electrónicos que usamos en casa como los móvil o portátiles no requieren demasiado voltaje para funcionar. El caso es que los transformadores realizan esta operación de reducción aún cuando no existe ningún aparato conectado y esto implica un consumo de energía. Fijaos en el dibujo a continuación.


Aunque parece un dibujo extraño es muy fácil de entender. Se trata del esquema básico de un transformador. No es exactamente igual que los transformadores que tenemos en casa, pero la base física es la misma y para entenderlo nos sirve bien. La parte del principio, que es la parte conectada al enchufe, se llama circuito primario; mientras que la parte que se encuentra abierta, que es la que conectas al aparato eléctrico en cuestión, se llama circuito secundario. Así pues, en el primario tenemos la intensidad ip y la tensión vp, mientras que en el secundario tenemos la intensidad is y la tensión vs. Entre ambos tenemos un imán que es el que induce las corrientes, de forma que hay una relación entre los voltajes vp y vs, al igual que entre las intensidades ip e is.

A pesar de que el circuito secundario esté abierto se puede comprobar cómo sigue habiendo una intensidad de corriente is debida a que el transformador tiene una resistencia interna y aparecen corrientes inducidas. Esto implica que necesariamente hay una intensidad ip, o lo que es lo mismo: estamos haciendo circular corriente del enchufe hacia el transformador. Es decir estamos consumiendo energía, electricidad.

De forma que, por ejemplo, si dejo mi cargador del portátil conectado a la corriente, aún sin que éste esté conectado, gastaré energía, que aunque poca, sumada durante largas horas y muchos días puede ascender a una cantidad importante. De hecho, y según Wikipedia, se estima que alrededor de un 15% del consumo de una vivienda es debido a aparatos eléctricos que se encuentran en stand by o simplemente enchufados sin ser utilizados. Podéis leer también esta página donde dan algunos datos más.

Una forma rápida y sencilla de comprobar si lo que tenéis conectado a la luz está consumiendo energía es tocar su transformador. Si está caliente es que estás derrochando energía de forma innecesaria así que, si no lo estás utilizando, desenchúfalo.

En el caso de la televisión, el DVD y demás aparatos que podemos dejar en stand by, aparte del tema del consumo debido al transformador, se suma un pequeño consumo debido a que el aparato debe mantener activo el sensor que recoge la señal del mando para que esté preparado y se encienda cuando pulsamos el botón de encendido. Si apagamos la televisión directamente en el botón que tienen, y no con el mando, nos ahorraremos este consumo extra.

Espero haberos convencido de que hay que tener en cuenta que la electricidad se gasta por el mero hecho de tener conectado algo, aún sin que lo estemos usando. Y es muy fácil ahorrar dinero simplemente teniendo cuidado de no dejar los enchufes ocupados, apagando completamente la televisión y no dejarla en stand by, o usando ladrones que tengan interruptor para desconectar de una única vez muchos dispositivos. La teoría ya la sabes, la práctica queda en tus manos.

Saludos ;)

Fuente de las imágenes:

Experimento: Hervir agua en una olla de…PAPEL!
Vídeos cómicos escepticismo