sábado, 12 de julio de 2008

Electricidad estática en gasolineras


En muchas ocasiones hemos oído que no es recomendable hablar por el móvil o escuchar la radio cuando entramos en una estación de servicio de gasolina. De hecho debemos apagar la radio, y hemos de hacer lo propio con el teléfono móvil. Podría traer consecuencias negativas no hacerlo así. Aunque hay otros riesgos que son probables también y de los que nadie nos advierte y sobre los que no se habla tanto.
Fuente de la imagen aquí.

La electricidad estática no la vemos, pero podemos notar su influencia en muchos aspectos de nuestra vida. Si alguna vez nos hemos acercado al televisor después de haberlo apagado (habiendo estado funcionando) o hemos metido la mano por debajo del forro de plástico de algún libro, y los pelos del brazo se han inclinado en dirección a alguno de estos objetos, es por la electricidad estática. Para ver algo más sobre electricidad estática podemos hacerlo aquí.

¿Puede ser la electricidad estática peligrosa? La respuesta es sí, en algunas situaciones puede ser un peligro. Nos ayudará a verlo mejor este vídeo. Es de un programa de tele 5 de divulgación científica llamado “Clever”. Está muy bien, merece la pena echarle un vistazo.

Como habéis podido ver, el riesgo de la electricidad estática no es despreciable. Y algo tan sencillo como cargarse de electricidad, nos puede pegar un buen susto. Veamos un ejemplo real en este otro vídeo.
Como se suele decir, más vale prevenir...O cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar :)

¿Pero qué ropas son más propensas a cargarse de electricidad?

Prácticamente cualquier prenda de vestir puede adquirir electricidad estática en mayor o menor medida. La lana, la seda, el algodón o el nylon son los más conocidos, pero no todos funcionan de la misma manera. La diferencia entre estos materiales es su habilidad para ganar o perder electrones, o lo que es lo mismo su carácter positivo o negativo en la secuencia triboeléctrica. La triboelectricidad no es más que la adquisición de cargas por el contacto o frotamiento entre dos superficies. Los materiales más positivos dentro de la escala (no tiene nada que ver con que los materiales carga eléctrica neta ya que son todos neutros) tienden a perder electrones mientras que los más negativos tienden a ganarlos. Cuanto más separados están dos materiales en la secuencia triboeléctrica mayor es la fuerza electrostática que se crea entre ellos al frotarlos.

Los cuatro tipos de materiales antes nombrados se pueden ordenar de más positivos a más negativos de la siguiente manera: nylon, lana, seda y algodón. Esto no nos dice mucho si no sabemos con qué los frotamos ya que desconocemos si la carga electrostática que se va a crear es mucha o poca. Si nos fijamos en el vídeo enlazado anteriormente de la chica repostando gasolina tenemos un claro ejemplo de lo que no se debe hacer en una gasolinera y que podemos explicar para hacernos una idea de cómo funciona la electricidad estática y la triboelectricidad.

Fuente de la imagen aquí.

Tenemos tres elementos implicados en el asunto: la piel de la chica, el jersey y la manguera. El jersey que lleva puesto es seguramente de algodón (no soy un experto en ropa así quizá puede que sea lana, pero la situación es la misma) mientras que la manguera de la gasolina es de plástico, metal y quizá también de caucho. La chica cuando toca y frota su jersey con las manos hace que la piel adquiera cargas eléctricas de éste, y adquiere por tanto carga electrostática positiva. Cuando luego se dispone a agarrar la manguera se produce una chispa que produce la ignición de los gases de la gasolina. Pero, ¿esto a qué es debido?

La respuesta es sencilla. Como ya vimos antes, en una secuencia triboscópica cuanto más separados estén dos materiales, es decir más positivo sea uno y más negativo sea el otro, la carga electrostática es mayor. Por desgracia para nuestra amiga, la piel humana es muy positiva mientras que los plásticos son muy negativos. Tenéis una escala triboscópica muy completa en esta entrada de la Wikipedia donde podéis ver muchos materiales, pero yo os dejo una pequeña secuencia ordenada de más positivos a los más negativos para que os hagáis una idea:

"Piel humana, cuero, vidrio, pelo humano, nylon, lana, seda, papel, algodón, madera, ámbar, caucho, algunos metales, polyester, poliuretano, vinilo (PVC), teflón, ebonita."

Así pues vemos que la piel humana y los plásticos no se llevan nada bien en cuanto a cargas electrostáticas, lo que hace que la diferencia de potencial entre ambas sea pronunciada. Esta diferencia de potencial si es suficiente alta ioniza el aire entre ambas superficies, que en caso de estar en un ambiente con gases inflamables (por ejemplo metano o gases de la gasolina) puede provocar una chispa que dé lugar a un fuego.


¿Cuál es la concusión que podemos sacar de esto? Pues que en realidad ninguna prenda de vestir nos protege de la electricidad estática, pero mientras no frotemos nuestras manos contra el jersey, el pantalón, pañuelos de seda, etcétera, el riesgo es bajo. Si notamos que quizá podemos correr peligro porque tenemos electricidad estática en nuestro cuerpo lo que podemos hacer para deselectrizarnos es tocar algo metálico con toma a tierra, aunque eso sí, el molesto chispazo no nos lo quita nadie. xD
Fuente de la imagen aquí.

Otra manera de evitar problemas puede ser pedirle a uno de los trabajadores de la gasolinera que nos echen la gasolina ya que estarán más experimentados. Aunque si no te queda más remedio que repostar por ti mismo, has de utilizar los guantes de plástico que están junto al surtidor para protegerte. Haciendo esto no solo te cubres las manos para no mancharlas de gasolina (recordemos que la gasolina traspasa la piel y es tóxica), sino que es más difícil que la electricidad estática que puedas tener almacenada pase a la manguera. Pero…¡cuidado! Porque podrías tocar con la manga o pasarla muy cerca, y liarla de todas formas.

Así que nada, mucho cuidado con la electricidad estática, que aunque no la veamos está presente y puede causarnos problemas si no tenemos el suficiente cuidado.

Artículo escrito por Wis y Héctor, y revisado por Eugenio.

Editamos para añadir:
Parece ser que en la mayoría de los accidentes que se producen en gasolineras, se cargan las personas sobre todo porque se vuelven a subir al coche sin haber terminado de echar gasolina. Se cargan al frotarse con el asiento, salen y tocan la manguera sin descargarse con lo que se produce el accidente. Por este motivo es bastante recomendable no subirse al coche mientras se echa gasolina, y no está de más descargarse tocando algo que nos permita hacerlo, antes de tocar la manguera de nuevo.
Si se nos llega a prender, no es recomendable en estos casos sacar la manguera en el momento en que se prende, ya que puede dejar un reguero de gasolina. Lo que habría que hacer si nos pasa algo como en el vídeo, es dejar la manguera metida y avisar al empleado.


Algo más sobre magnetismo
¿Es la realidad siempre lo que vemos?

6 comentarios:

Wis_Alien dijo...

Que gran entrada nos quedó, eh?? xDD Gracias a Eugenio por la corrección ;)

Héctor dijo...

Y por fin la subimos...:)

Anónimo dijo...

Esta página mola un puñao!!!

Héctor dijo...

Jeje, gracias anónimo. Invitado quedas a volver ;)

Anónimo dijo...

En el programa Myth Busters (Cazadores de Mitos), ya hablaron del tema. Buscar el episodio por la red por que hacen muchos experimentos en una gasolinera, apoyados por el cuerpo de bomberos del condado-

Héctor dijo...

No lo he visto el de cazadores de mitos. Gracias anónimo, lo busco para verlo ;)