jueves, 12 de febrero de 2009

El dopaje en los tiempos de exámenes

Con este título tan "garcíamarquezeño" os hablo de uno de los grandes clásicos de esta temporada.

Desde el principio de los tiempos, los seres humanos hemos sido algo tramposillos. Si a eso le unimos la natural tendencia a procrastinar, tenemos los ingredientes estupendos para imaginarnos a un estudiante en plenos exámenes de Febrero, con una pila de apuntes a un lado, los subrayadores de colorines (en caso de ser chica, claro,está comprobado que si los apuntes están muy "decorados" la mano que los subraya es femenina), el flexo (de ahí la expresión "moreno de flexo", que si llegan a existir los flexos con rayos UVA más de uno y de dos tendríamos un moreno espectacular), el paquete de pipas, gominolas, galletas y...tachán, el cafelito, la bebida de cola, la bebida energética, las pastillitas con ginseng, las vitaminitas que dicen nuestras mamis y yayas que dan fuerzas para estudiar...Y aquí es cuando llega Sophie, enarca una ceja, se coloca bien las gafas y procede a hablar de los distintos métodos de dopaje utilizados en la actualidad por todos los que están gastando culo y codos en pos del aprobado (como mínimo).

UNO. EL CAFELITO

El café tiene cafeína, una sustancia que produce, entre otros efectos, disminuir la sensación de fatiga y sueño, aumentar ligeramente la capacidad de concentración mental, constreñir los vasos sanguíneos y aumentar la diuresis. La cantidad que tiene una taza depende del tipo de café usado y lo concentradito que lo preparemos, aunque para hacernos una idea, 60-120 mgl en 150 ml de café puro, negro, sin leche ni nada. Se absorbe con gran rapidez al ingerirlo y sus efectos duran unas cuatro horas aproximadamente. La potencia del efecto de la cafeína depende de la susceptibilidad individual (una persona con un café se pone "como una moto" y otra puede necesitar dos o tres para tener ese mismo efecto).

DOS. LAS BEBIDAS DE COLA Y LOS TÉS

Tres cuartos de lo mismo, contienen cafeína en menor proporción que el café y con los mismos efectos. La diferencia: que las bebidas de cola contienen más azúcares que el café, amén de burbujitas y, en el caso de los tés, teofilina...En cuanto a la concentración de cafeína, 40-50 mg en 330 ml. Sí, su potencia es menor que la del café.

TRES. EL KATOVIT

Añorados por muchos que en su momento lo usaron, el Katovit es el nombre comercial de un combinado de prolintano, vitaminas C, B1, B2, B3, B5, B6 Y B12. El prolintano es un derivado de la anfetamina que producía insomnio, nerviosismo, euforia e irritabilidad. Se recomendaba como complejo vitamínico contra la fatiga y las convalecencias. Muchos estudiantes lo tomaban pensando que aumentaba la capacidad de concentración y retentiva, amén de ser "más potente que unos cuantos cafeles" y permitir aguantar jornadas maratonianas de estudio. Se hizo famoso también como producto bastante consumido en las "rave parties" junto con la ketamina y entre los efectos secundarios de una sobredosis se encontraban las alucinaciones, psicosis y muerte. Fue retirado en el 2001 tras comprobarse el uso y abuso de este fármaco (que ponía en riesgo la imagen de la empresa farmacológica que lo fabricaba) y tras realizarse diversos estudios que demostraron que el fin para el que había sido diseñado no lo cumplía, actuando como placebo. Si tenéis curiosidad, le podéis echar un vistazo al artículo que hay en la Wikipedia.

Respecto a las vitaminas: NO DAN ENERGÍA. Y no, no me vale la excusa de que en exámenes gastamos más vitaminas, que si estados carenciales y blablá. Con una dieta normal y equilibrada es imposible que haya déficit de vitaminas y con ese aporte extra podemos conseguir lo contrario, la hipervitaminosis. Como ejemplo, echad un vistazo a lo que ocurre con una sobredosis de vitamina A

CUATRO. EL DURVITÁN

Si echamos un vistazo al prospecto, el Vademecum o el Medimecum, nos encontramos con un medicamento que contiene 300 mg de cafeína. Una barbaridad. Evidentemente, es más fácil sufrir una sobredosis de cafeína consumiendo estas pastillas que tomando café u otras bebidas excitantes, con menor concentración de cafeína y esta facilidad es mayor en quienes tengan más susceptibilidad individual a la cafeína o esté "menos acostumbrado" a los efectos de la misma. Entre los síntomas de la sobredosis de cafeína, nos encontramos:

-Mareo

-Dolor de cabeza

-Ansiedad, excitación y nerviosismo

-Unas ganas de mear impresionantes, junto con una sed tremenda

-Diarrea

-Taquicardias

-Fasciculaciones musculares

-Disnea (dificultad para respirar)

CINCO. LAS BEBIDAS ENERGÉTICAS

El consumo de bebidas energéticas no sólo se ha popularizado en épocas de exámenes, sino los fines de semana, en combinación con alcohol, ya que se cree que de esa manera no se sufre el "bajón" por consumo excesivo. Vayamos por partes:

- Se ha hablado mucho del efecto de estas bebidas, que si es más potente porque tienen taurina, ginseng, glucurunato, guaraná, etc. Sin embargo, los efectos que tienen son más bien por la cantidad de cafeína contenida que por las sustancias "añadidas", que están presentes en cantidades muy por debajo de aquéllas en las que producirían efecto. Quizá digáis: bueno, ¿y si me harto de bebidas energéticas? Si os hartáis, los primeros efectos que vais a sufrir son los de la cafeína, no os va a dar tiempo a experimentar los de la taurina, por ejemplo. Podéis echar un vistazo al abstract de este artículo. Además, si echamos un vistazo a la cantidad de cafeína que contienen, en la etiqueta de una bebida pone que contiene 32 mg por cada 100 litros, o sea, 48 mg para 250 ml de esa bebida. Menos que un café. En otra bebida energética se puede leer que contiene 0'03% de cafeína, lo que para 250 ml da una cantidad de 0'075. Patidifusa me quedé, la verdad, porque la burra que nos habían vendido es que una bebida energética era más potente que un café, cafeinísticamente hablando...

-Mezclar alcohol con bebidas energéticas no parece ser una buena idea, tal como se puede leer en este abstract, "Limited research suggests that energy drink consumption lessens subjective intoxication in persons who also have consumed alcohol". Dicho en plata: puedes estar cogiendo una cogorza monumental sin enterarte mucho gracias al efecto de la cafeína, que impide que notes ese sueñecito y esa lentitud tan propios.

En fin, creo que ya están bien repasados todos los posibles métodos para mantenerse despierto, fresco y capaz de rendir al máximo en tan poco tiempo. ¿Alguna vez habéis recurrido a algunos de estos métodos?

He de agradecer a EC-JPR que me aportara algunos frikidatos con los que pulir y afinar este artículo. Muchas gracias, muchacho :)


Las nubes no son vapor de agua
Enamorarse: cuestión de química

14 comentarios:

lacienciaparatodos dijo...

Muy interesante para los estudiantes... y para el resto de la humanidad que somos proclives a procastinar.

Saludos y a seguir tan bien

Chinaski dijo...

¿A que no sabes lo que pasa cuando te tomas 100 cafés?

Héctor dijo...

Yo sí que he usado, el del café. Muy a menudo. De los demás ninguno creo.

Eefrit Lombarda dijo...

Genial, como siempre. Tengo una pregunta:¿En qué medida es cierto eso que suelen decir de que beber bebidas energéticas (Como Redbull, por ejemplo), a la larga, es malo para el corazón? Es que en mi familia hay antecedentes de ataques al corazón y tal...

Sophie dijo...

@Chinaski, ni idea :S

@Eefrit, en general, las bebidas con cafeína están desaconsejadas en personas que padezcan del corazón, así que tanto las bebidas energéticas como el café, el té, etc están prohibidos. Si a una persona sin patología cardiaca le dan taquicardias cuando se pasa, imagina lo que le puede ocurrir a alguien que sí tenga algo en el corazón o predisposición a ello.

ecing dijo...

Muy buena esta entrada, pero te ha faltado hablar sobre la famosa ritalina.

Sophie dijo...

@ecing, muchas gracias, aunque creo que el ritalín se merece un artículo aparte, porque tiene mucha enjundia y mucho de qué hablar :)

Anónimo dijo...

Excelente entrada, muy interesante ,sobre todo después de haber sido consumidor habitual de algunos de los productos mencionados hasta hace bien poco ;D. Una cosilla, en el artículo decís que la cafeína dilata los vasos sanguíneos. Supongo que será un error al redactarlo o algo,jiji;D

Wis_Alien dijo...

Pues yo no uso nada de eso. Yo me pongo en mi camita tranquilamente y a hacer problemas y más problemas. Es lo que tiene no tener que estudiar excesiva teoría :P

Sophie dijo...

@Anónimo, ya está corregido, fue un lapsus. Muchas gracias :)

Al leer el comentario de Wis me ha entrado la duda: ¿Consideráis que en las carreras en las que hay más teoría o más conceptos que memorizar se usan y abusan más de estas sustancias que en otras en las que haya más práctica?

Anónimo dijo...

"¿Consideráis que en las carreras en las que hay más teoría o más conceptos que memorizar se usan y abusan más de estas sustancias que en otras en las que haya más práctica?"

Yo pienso que sí, yo estudié una carrera más bien práctica y no sé de nadie que tomase nada más fuerte que un café. Sin embargo sí que he oído de bastantes casos en otras carreras especialmente en Medicina.

Carlos Lobato dijo...

Muy bueno Sophie. Yo lo único que me tomo es mi cafelito de por la mañana, y a veces otro o un te a mediodía... haya o no haya exámenes de por medio, jejejeje. ;)

En cuanto a la pregunta de Chinaski, lo que pasa cuando te tomas 100 cafés lo vimos en un capítulo de Futurama, donde el amigo Fry, se volvió superveloz y veía todo pasar lento, lento, lento a su alrededor. Una escena parecida se vio también al final de la película de animación Vecinos invasores. ;)

andresrguez dijo...

Manzanas. Es un buen método para mantenerse despierto, ya que el café no es lo mejor del todo, debido a efectos a largo plazo.

De todas formas, lo mejor es fósforo y frutos secos, que vienen bien para la memoria

Héctor dijo...

Tengo entendido que lo que hay que hacer es dieta equilibrada. La carencia de algunos nutrientes puede dificultar la memorización (por ejemplo carencia de magnesio), pero no creo que el tomar suplementos mejore el rendimiento.
Lo que más ayuda a mejorar el rendimiento para memorizar es la forma en que se estudia, es decir, la forma en que se usa la memoria, suponiendo que no existan carencias alimenticias ni otros problemas de salud claro está.