martes, 8 de febrero de 2011

¿Sobredosis homeopática?

Advertencia: el medicamento homeopático necesario para practicar la sobredosis ha de ser verdaderamente un remedio homeopático y solamente eso. Si va a realizar esta experiencia hágalo acompañado de profesionales de la medicina que lo asesoren. Algunas pastillas contienen lactosa.

Este sábado, para apoyar la iniciativa de protesta que pretendía hacer ver el nulo efecto que produce un medicamento homeopático, me he tomado yo también 80 pastillas. Me he comprado un bote en la farmacia con una dilución 30 CH y me las he comido todas a eso de las 10 y 23 de la mañana. Para que nos hagamos una idea de lo que contenía este bote con pastillas homeopáticas, nada como leer las indicaciones al dorso: "1g de gránulos contiene 0,85 gramos de sacarosa y 0,15 de lactosa". Todo azúcar vamos.
Lo mejor cuando he ido a comprar el remedio a la farmacia...

...
Yo-¿Tenéis remedios homeopáticos?
Farmaceútica-Sí, ¿qué querías?
Yo-Un remedio cualquiera
Farmaceútica-Pero tienes que saber para qué lo quieres
Yo-No, para lo que lo quiero no me hace falta, dame un bote cualquiera, uno de esos botes de gránulos que sale a 4 con algo.
Farmaceútica-Aquí tienes
Yo-Gracias, adiós
Farmaceútica-Adiós
...

Vídeo de la protesta en Madrid. Menudo cachondeo que tienen los de madrid leyendo el prospecto, lo de los efectos adversos y demás, jejeje.



Han colgado en la red un vídeo con la iniciativa de Bilbao...



Otra versión del vídeo se puede encontrar en esta entrada de magonia.

Aquí el vídeo de León...



Aquí un vídeo de un poco más lejos...en Argentina.



Saquen sus conclusiones. Para saber más sobre la homeopatía pueden consultar esta página, esta o esta otra.

Advertencia: el medicamento homeopático necesario para practicar la sobredosis ha de ser verdaderamente un remedio homeopático y solamente eso. Si va a realizar esta experiencia hágalo acompañado de profesionales de la medicina que lo asesoren. Algunas pastillas contienen lactosa.


¿Quiero que mi matrimonio sea un deuterión?
Vídeos cómicos escepticismo

6 comentarios:

Damián Neri dijo...

Hay algo que me preocupa de todo esto: que uno de esos frascos de pastillas maguferas realmente contenga medicamentos reales (por equivocación, claro) y entonces sí haya realmente un suicidio.

Carlos Lobato dijo...

Muy buena la entrada, y la conversación con la farmacéutica cortita pero genial... jejeje. Un saludo! ;)

Eduardo dijo...

Mal, mal, mal...

Yo llevo repitiéndolo una y otra vez como comentario en todos los blogs sobre este tema:
- El peligro está en que NO todos los medicamenteos que llevan la etiqueta de "homeopáticos" son diluciones infinitas, inútiles e inofensivas. ¡¡¡ Los hay que funcionan, y funcionan porque además del agua con azúcar, llevan componentes de verdad sin diluir !!!!!!
No es "por equivocación" como dice Damián Neri, no, es premeditadamente: están diseñados para que hagan efecto real, por tanto producen testimonios positivos, que refuerzan la imagen de la homeopatía.
Ir a la farmacia a pedir "cualquier cosa" y tomarsela sin pensar es realmente un suicidio tipo ruleta rusa, y sería el colmo darle la razón a la industria homeopática si saliera a la luz el caso de uno de estos "listillos" que pretendieron demostrar que sólo era agua y terminaron intoxicados !!
El peligro está en que algunos no son sólo agua y azúcar.
¿Qué tal te sentaría un atracón de un cortocoide? ¿O una sobredosis de una tintura madre (sin diluir) de una especie con principios actuivos reales utilizados también en los medicamentos "de verdad"?
He visto ejemplos de ambos casos con la etiqueta "Homeopático" de Boiron.

Héctor dijo...

Esperemos que no Damián. En principio debiera haber lo que dice en la caja que hay.También te puede venir un alimento contaminado de vete a saber qué.

Gracias Carlos, un abrazo ;)


Eduardo
"Ir a la farmacia a pedir "cualquier cosa" y tomarsela sin pensar es realmente un suicidio tipo ruleta rusa"

He pedido un remedio homeopático cualquiera, y no cualquier cosa. Después de pedirla he mirado qué contenía, y según el envase se trataba solamente de azúcar.

"El peligro está en que algunos no son sólo agua y azúcar.
¿Qué tal te sentaría un atracón de un cortocoide? ¿O una sobredosis de una tintura madre (sin diluir) de una especie con principios actuivos reales utilizados también en los medicamentos "de verdad"?"

Lo de tintura madre, no es un medicamento homeopático, sino la materia prima para prepararlos. Lo de que van mezclados con otras cosas, el efecto ya no te lo produce el medicamento homeopático sino lo que no es homeopatía. Pero para eso tiene que ser uno lo suficientemente vivo como para verlo en el prospecto. El hecho de que dijese que quería un medicamento homeopático cualquiera, no quiere decir que no me asegurase de que de hecho era un medicamento homeopático y nada más que eso.

Un saludo a los 3

Héctor

Héctor dijo...

He añadido una advertencia de todos modos, para que los lectores el blog tengan en cuenta las incicaciones comentadas en comentarios. Un saludo y gracias.

Anónimo dijo...

Si el medicamento se compra en una farmacia deberá cumplir con el reglamento acerca de su prospecto. Tan sencillo como leer la composición (y entenderla mínimamente). Por ejemplo, me acabo de "suicidar" con un bote entero (100 comprimidos) de Lymphomyosot que contiene básicamente lactosa, estereorato de magnesio y un montón de componentes activos en cantidades homeopáticas que oscilan entre D3 y D12. Si no lo entiendo mal, hablamos de concentraciones de entre milésimas de miligramo y billonésimas de miligramo. Creo que por eso mismo sigo en pie, sano y feliz.