sábado, 18 de agosto de 2007

¿Por qué las bicis se mantienen de pie?


Algunas preguntas:
¿Por qué cuando ando en bici no se cae hacia los lados como cuando la bicicleta está quieta?
¿Por qué una moneda no se sujeta de canto igual de bien que cuando la hago girar?
¿Por qué las peonzas se mantienen de pie, pero cuando acaban de girar caen hacia un lado?
¿Por qué las balas de una pistola son tan precisas?
A todas estas preguntas una sóla respuesta...
RESPUESTA
La respuesta es que cualquier cuerpo giratorio opone una resitencia al cambio de la dirección de su eje. Esto es debido al "momento angular".
Así la peonza mientras gira, pone resistencia al cambio del eje del giro. La fuerza con la que la tierra tira de la peonza y la fuerza del giro, dan una fuerza resultante que es prácticamente la del giro. Si queremos que su eje cambie tendremos que aplicar más fuerza.
Por el mismo motivo, cuando empezamos a andar con la bici, ésta se mantiene de pie. La equilibran sus ruedas en movimiento, que oponen resitencia al cambio de dirección de sus ejes de rotación.
Lo mismo ocurre con las balas que antes de salir por el cañón se las imprime un movimiento giratorio. Y exactamente el mismo principio ocurre en el caso de la moneda.
Ahora no recuerdo dónde lo vi, si en el museo de ciencia de Valencia o en el de Barcelona. Pero sé que en uno de los dos hay una pesa como la de la foto (pero con más masa).
Se coge la pesa como en la foto y se la hace girar. Mientras hacemos todo esto, estamos sentados en una silla giratoria sin apenas rozamiento.
Una vez que la pesa está girando, cambiamos la dirección de su eje (de la pesa giratoria). Al hacer esto se provoca que la silla en la que estamos sentados se mueva. Con esa prueba sí que se ve perfectamente el efecto...
Aquí tenemos un video que lo muestra...
Y otro ejemplo similar aquí...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola, pero tengo que decir que la respuesta a ¿por qué las bicicletas se mantienen sin caer cuando andan? es incorrecta.
Y que es desde los 80s cuando se ha conocido que no tiene en absoluto que ver con el efecto giroscópico, en absoluto. Es decir, que A. Einstein por ejemplo, murió con una idea equivocada del por qué no caen las bicicletas.