sábado, 18 de agosto de 2007

¿Eso era un OVNI?


A veces miramos las estrellas y nos quedamos como hipnotizados. ¿Qué hay más bonito que un cielo estrellado?Pero algo puede romper nuestra calma. ¡Una estrella que se mueve! Sí, y es que de repente una estrella hace movimientos verticales y horizontales como si de un OVNI se tratara. ¿Qué podrá ser?


LA EXPERIENCIA

Voy a proponer una pequeña experiencia. Para ello necesitamos:

- Un lugar que pueda quedar totalmente a oscuras. Pero totalmente, es decir que no se vea nada ni ligeramente.

- Una luz suave. Y al decir suave quiero decir que sólo se vea la luz si la pongo en la oscuridad (no otros objetos iluminados por ésta). Es decir, que la luz no sea tan fuerte como para que ilumine la mesa sobre la que se encuentra.


Lo que hemos de hacer es poner la luz que hemos encontrado en el sitio a oscuras. En un punto fijo, encima de una mesa por ejemplo, de tal forma que quede como en la foto. Es decir, que quede un punto luminoso en la más absoluta oscuridad. Y que ese punto luminoso no ilumine ningún objeto cercano.


Entonces nos ponemos a cierta distancia de la luz, si se puede unos 10 metros está bien, e incluso algo más. Si no es posible, pues con la distancia que sea. Con un par de metros también se consigue, aunque de forma menos evidente.


Una vez cogida la distancia de la fuente luminosa, nos quedamos mirando fijamente.¿Qué ocurrirá? Pues que la luz ¡parecerá moverse!Sabemos que está fija sobre algo, pero a nuestros ojos en la oscuridad parecerá como si ¡se moviese sola!


No es que haya fantasmas, es que el hecho de perder el marco de referencia (no ver otros objetos de referencia para estimar el movimiento) lo que nos hace percibir que la luz se mueve aun estando quieta. Es un efecto muy bonito.


Si miramos fijamente una estrella y hace movimientos raros, tal vez encontremos aquí la explicación…