miércoles, 14 de septiembre de 2011

Superdotados y socialmente adaptados

¿Los niños superdotados son unos inadaptados desde un punto de vista social? ¿Tienen problemas para relacionarse con sus compañeros? Muchos seguramente pensaréis que así es. Pero, ¿es esto cierto? ¿O se trata de un mito más de nuestra cultura?

Hasta ahora existían evidencias contradictorias sobre este aspecto, y parece que un nuevo estudio llevado a la práctica en la Universidad de la Laguna por África Borges del Rosal, Carmen Hernández-Jorge y Helena Rodríguez-Naveiras podría arrojar luz sobre este asunto.

Y es que parece ser que la literatura existente hasta el momento, según nos cuentan los autores de este trabajo, podría presentar en muchos casos ciertos fallos metodológicos, lo cual podría explicar la diversidad de resultados.

Entre otras cosas por ejemplo, el uso de una muestra clínica de personas con altas capacidades en algunos estudios, que no representa al colectivo de superdotados. En otros, el uso inadecuado de grupos control, comparando el grupo experimental con valores medios esperados en vez de con grupos reales.

Los autores, para intentar dilucidar la verdad sobre este asunto, analizan en una muestra de 2.374 estudiantes de la ESO, si aquellos que tienen altas capacidades presentan una peor adaptación. Consideran superdotados a aquellos niños con una puntuación superior a dos desviaciones típicas de la media (CI=130) desde un punto de vista psicométrico, y analizan si realmente tienen problemas de adaptación social. Para obtener la medida usan el test D-48. La adaptación social la midieron con el Test Autoevaluativo Multifactorial de Adaptación Infantil (TAMAI).

El resultado que obtienen es que las puntuaciones en inteligencia son independientes de la adaptación social de los escolares. Así que la inadaptación social de los superdotados podría tratarse solamente de eso, de un mito.

Fuentes:

África Borges del Rosal, A., Hernández-Jorge, C. y Rodríguez-Naveiras, H. (2011). Evidencias contra el mito de la inadaptación de las personas con altas capacidades intelectuales. Psicothema, vol 23, nº3, pags 362-367.

http://www.psicothema.com/pdf/3895.pdf

Artículo ya publicado en DivulgaUNED y Psicoteca.

Medicamentos genéricos: el famoso 20 %
Dietas milagrosas

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola:

Como padre de un niño con altas capacidades, me gustaría que se acabase de una vez por todas con el mito de que todos los niños con altas capacidades son unos inadaptados sociales.

Mi hijo asiste con muchos más niños al Programa de Enriquecimiento de Altas Capacidades de la Comunidad de Madrid y os puedo asegurar que no se distingue para nada de un colegio normal y corriente. Hay niños de todo tipo, más abiertos y más tímidos, mas graciosos y más callados, pero en ningún caso se trata de un grupo de niños asustadizos, con gafas de culo de botella y pantalones pesqueros, que es en lo que parece que piensa la gente cuando se habla de altas capacidades.

Héctor dijo...

De acuerdo totalmente. Es necesario romper con los mitos. Un saludo anónimo y gracias por comentar ;)

Anónimo dijo...

Los superdotados no tienen ningún problema, ni de adaptación ni de no adaptación. El problema en todo caso lo tienen los demás. El clavo que más sobresale recibe más golpes, y de esos golpes no saben los padres que creen que su hijo es genial y que tiene mil amiguitos, ni creo que exista ningún test que pueda evaluarlo con objetividad.

De todos modos, un estudio que parte de la premisa de si los superdotados son inadaptados sociales ya no es para tomarlo muy en serio. Me gustaría saber con qué criterios y qué muestras de control utilizaron para determinar la "adaptación social"...

Roberto dijo...

Efectivamente, la superdotación no tiene nada que ver con este falso mito. Existe una explicación que conozco de primera mano dado que soy una persona con un cociente intelectual por encima de la media pero con problemas sociales.

En España (y en gran parte del mundo) el síndrome de Asperger, dentro del espectro autista, es un gran desconocido. Se desde hace pocos meses que lo tengo y toda mi vida había pensado que era superdotado pero que no tenía sentido ser socialmente inadaptado; ¡debería tener también capacidades superiores!

Este síndrome consiste en que nuestro cerebro es diferente, mucho más enfocado en un plano racional que el de una persona neurotípica, pero discapacitado socialmente. La mayoría de superdotados inadaptados podrían ser simplemente personas con este síndrome. No somos pocas a nivel mundial e incluso hay muchas personalidades bien conocidas calificadas de tímidas, hoscas u obsesivas compulsivas que simplemente tienen el síndrome.