martes, 13 de mayo de 2008

Herpes, I parte

El mundo de los herpes da mucho de sí. Desde el herpes labial hasta el herpes genital pasando por el herpes que sale en la espalda y popularmente se le llama “culebrilla”, hay varios tipos de manifestaciones de la enfermedad, que puede estar originada por el virus del Herpes Simple o por el virus Varicela-Zoster.

Hoy empezamos hablando del virus Varicela-Zoster. Cuando pasamos de pequeños o de más mayores la varicela, el virus permanece latente en nuestro cuerpo, acantadonado en los ganglios sensitivos el resto de nuestra v
ida. ¿Ganglios sensitivos? ¿Qué es eso? Cuando estudiamos la anatomía humana, vemos que tenemos un entramado de nervios que recorren nuestro cuerpo con el fin de recoger las sensaciones del mismo y llevar las órdenes del cerebro. Cuando un nervio sale hacia el cerebro para “informar” de una determinada sensación, primero hace una parada en el ganglio sensitivo.

Pues bien, esos virus quedan “escondidos” en los ganglios. En determinadas circunstancias el virus puede reactivarse y salir del ganglio para recorrer el nervio correspondiente y llegar a las células epiteliales ( células de la piel
) de la zona que corresponde a ese nervio, llamada dermatoma. Por ejemplo, si se afecta el nervio que se encarga de la sensibilidad del labio superior, el virus va hacia esa zona. Una vez alcanzadas las células epiteliales, aparece dolor o hipersensibilidad en la zona, seguido de acúmulo de vesículas, es decir, miniampollitas allí apelotonadas. Todo esto se acompaña de inflamación, enrojecimiento y calor de la zona. En la cara puede afectar a los labios, la nariz, el ojo ( causando queratoconjuntivitis herpética) o el pabellón auditivo, ( pudiendo llegar a ocasionar síndrome de Ramsay Hunt). Aparte de la cara, donde es más frecuente que se manifieste el virus Varicela-Zoster es en el tórax, dando lugar a un acúmulo de vesículas a lo largo del dermatoma, la famosa "culebrilla".

¿Cuándo se reactiva el virus? No está claro el factor desencadenante, pero se postula que la inmunodepresión tiene un papel importante en el desencadenamiento del herpes. Esa inmunodepresión se da fundamentalmente en caso de estrés extremo ( por ejemplo, el que acompaña a quienes están terminando una carrera, preparándose unas oposiciones o se van a casar), de infecciones que debiliten el sistema inmune ( un catarro fuerte, infección por VIH) o coincidiendo con periodos de bajada de defensas, como se llama comúnmente ( por ejemplo, la menstruación), favoreciendo la propensión a sufrir un herpes en ese periodo.

¿Qué remedios hay para el herpes? Hay muchísimas leyendas urbanas y muchos remedios caseros para el herpes que no tienen validez ninguna y pueden ocasionar más molestias que beneficios. Raro es que quien haya padecido un herpes no haya oído a su abuela o su madre decir “ponte un cachito de limón en el sitio donde te haya salido y ponte al sol”, lo cual no sólo es dolorosísimo ( tengo la experiencia de tener un trocito de cítrico en el labio superior en pleno herpes, se me saltaron las lágrimas del dolor) sino ineficaz, dando como resultado una marca más oscura, totalmente antiestética. Ponerse al sol tampoco ayuda en nada, excepto favorecer la síntesis de vitamina D y darle trabajo a nuestros melanocitos, lo cual no tiene nada que ver con el herpes. Ponerse un trozo de Lengua de Gato, Aloe Vera y demás plantas tampoco ayuda, en todo caso alivia la quemazón, pero poco más. ¿Qué hacemos entonces? Recurrir a las pomadas. ¿A cual? Hasta ahora se había recurrido al aciclovir, antivírico de eficacia moderada que sólo da resultados si se aplica desde el principio ( los pródromos, es decir, las primeras manifestaciones del herpes, cuando aún no han aparecido las vesiculitas). Otro fármaco que se emplea para estos casos es la tromantadina, que si se consulta el Medimecum se lee que “es de eficacia controvertida” y que algunos médicos de cabecera recetan con éxito a aquellos pacientes que están descontentos con el aciclovir. ¿Qué hacemos entonces? A quien le vaya bien el aciclovir, emplearlo; a quien no le solucione mucho el problema, consultar con su médico de cabecera la posibilidad de usar tromantadina u otros antivíricos, aunque su eficacia no ha quedado aún del todo demostrada y no se iría a lo seguro, sino que se probaría a ver qué tal.

¿Y qué hacemos con las marcas que a veces quedan cuando el herpes remite? Echar crema con factor de protección total, crema hidratante o bálsamo labial si ha ocurrido en el labio. Suelen remitir con el tiempo, aclarándose bastante. Se ha comentado mucho el uso de cremas con rosa de mosqueta, baba de caracol, aloe vera, etc, sin que esté demostrado que resuelva el problema ni sea plenamente útil.

El próximo día hablaremos del herpes simple, ése que puede causar una estomatitis herpética o aparecer en los genitales, por ejemplo.

¿Cómo conseguimos ver en 3 dimensiones?
Ilusionismo y psicología, ¿Cómo se relacionan?

20 comentarios:

Héctor dijo...

¡Que rápida que eres! Gracias por la contestación, lo voy a leer ;)

Héctor dijo...

O sea que el muy puñetero se queda ahí pa siempre...que joio...
Oye, una pregunta ¿Cómo actua el tratamiento? ¿Qué es lo que hace?

Wis_Alien dijo...

Yo lo que no entiendo es como el virus se queda ahí dormidín sin que ningún "poli" de nuestro sistema inmune vaya a echarlo. Que mal funcionan los cuerpos de seguridad de nuestro organismo... xDD

Ahora en serio, cuenta como es posible, anda ;)

PD: Nunca he tenido un herpes, pero da "yuyu"... :S

Héctor dijo...

Sí, la verdad es que es curioso. Yo lo leí una vez hace bastante y me sorprendió.
Pero creo que no todos los tipos de herpes son iguales...
Habrá que esperar a la próxima entrega para saberlo, ya que creo que este artículo tendrá varias partes.
Un saludo Wis ;)

Sophie dijo...

Héctor, el tratamiento evita que el virus se siga replicando y lo inactiva; es un virus citolítico, es decir,que rompe las células, por eso forma esas vesículas y ampollas en la piel; en el momento en el que se inactiva y no puede seguir multiplicándose, deja de hacer daño

Wis, buena pregunta :) Para que el sistema inmune pueda actuar, primero tiene que reconocer al intruso, saber que está ahí, para no equivocarse y atacar células sanas. El virus del herpes es muy cuco, se queda en los ganglios acantonado, sin mostrar sus proteínas víricas, sin replicarse ni hacer nada de nada, de manera que el sistema inmune no se entera de que está ahí y por tanto no le ataca. Cuando sale del ganglio para replicarse y atacar, es cuando muestra sus proteínas víricas en su superficie y entonces nuestro organismo reconoce al virus y empieza a actuar.

Sophie dijo...

Héctor, si no me equivoco en mis previsiones y no surge algún otro aspecto interesante en los comentarios, serán tres partes :)

Héctor dijo...

Vaya! Que curioso...y que puñetero...

Héctor dijo...

Ok ;)

Wis_Alien dijo...

Entendido Sophie. La conclusión que saco es que los polis de nuestro sistema inmune son unos vagos y solo trabajan cuando algo va mal. xDD

xoxe dijo...

Me gustaría saber quién más supo de esta noticia hace años. Esa vez lei en un diario que habían descubierto que la vitamina B destruye ( en algún grado) al virus del herpes. Una hermana lo ensayó, tomo vitaminas del complejo B por un mes, y ucho tiempo después me comentó que habñia hecho ese ensayo y desde entonces ya no aparecia su herpes labial . ¿ alguién más sabe eso de la vitamina B ?

Sophie dijo...

Xoxe,había oído algunas referencias, pero nada claro ni tampoco había leído un artículo sobre el tema. Por lo que he encontrado en Pubmed y algunas páginas de Internet, la deficiencia de vitamina B favorece la inmunodepresión, de manera que la persona que tenga ese déficit es más propensa a tener aftas bucales (más comúnmente conocidas como llagas) y a la recidiva del herpes zoster. De todos modos, recalco un detalle: la ingesta de vitamina B sólo produce estos efectos beneficiosos si previamente ha habido o hay una deficiencia, un sujeto sano que ingiera una cantidad adecuada no percibirá ningún cambio significativo :) y es un factor de riesgo pero no el único. Muchas gracias por la puntualización, la añadiré a este artículo o el siguiente de la serie, según como vea dónde encaja mejor :D

Sophie dijo...

Wis, más bien que el virus es listillo y cuco, cuquísimo, se disfraza tan bien que los polis del sistema inmune ni se dan cuenta, fíjate lo inocente que son... xD

Wis_Alien dijo...

Entendido ;)

buho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
buho dijo...

Algo aparte de todo lo ya dicho es el hecho de padecer las secuelas de esta enfermedad, dentro de las cuales y las mas temidas es la neuralgias posherpética, ya que son dolores que pueden ir en detrimento de la calidad de vida del enfermo hasta niveles incapacitantes, algunas notas medicas afirma que estas son unas de las neuralgias mas fuertes que se pueden padecer.

Anónimo dijo...

QUE BIEN POR USTEDES AL HACER ESTE TIPO DE NOTAS YO TENIA MUCHAS DUDAS
GRACIAS

ross dijo...

esoy pasando por algo asi ami mama le sucedio hace annos y le dijeron que fue un bajon de defensas porque era diabetica y por estres y a mi me dijeron que or estres

Sophie dijo...

Ross, tanto la diabetes como el estrés implican una bajada de defensas, ideal para que el virus salga de donde esté acantonado y vuelva a dar problemas.

Anónimo dijo...

Hola, les puedo decir que enfermarse de herpes es muy doloroso, parece que tienes una herida abierta y te ponen alcohol encima. Los medicamentos que me recetaron pararon el crecimiento en una semana, pero voy a tardar un mes en que desaparezcan las manchas y como seis en que vaya disminuyendo los dolores. Yo tengo problemas con el azúcar y desde hace tres años perdí 2 familiares, y todos los miembros de mi familia tuvieron un problema que me mantenía en un stress constante. Ahora voy a utilizar otros métodos alternativos para controlarme y estar más tranquila. Ustedes cuídense mucho.

viagra online dijo...

Definitivamente es una condicion a la cual hay que tenerle mucho respeto y cuidado, se puede dar por distintas causas, inclusive sexuales creo son las mas frecuentes.