martes, 8 de abril de 2008

¿Por qué Mark Renton se sentía tan mal al dejar la heroína?

En la película Trainspotting, basada en la novela homónima de Irvine Welsh, hay una escena en la que se muestran el intenso malestar y las alucinaciones que padece uno de sus protagonistas, Mark Renton, cuando se desengancha de la heroína. Cuando ví esa película, antes de estudiar Medicina, me pregunté si el síndrome de abstinencia a este opiáceo era así de llamativo y escandaloso o lo habían exagerado para darle dramatismo en la película.

La heroína es un derivado del opio que causa una tremenda dependencia psicológica y física, de ahí que sea una de las drogas de las que más difícil es desengancharse. En el caso de la dependencia psicológica, la persona necesita la droga para sentirse bien y si la deja sufre, pero en su organismo no hay cambio alguno; en el de la dependencia física, necesita la droga para que su cuerpo funcione correctamente, de ahí que esta dependencia sea más peligrosa y difícil de superar que la primera, puesto que ya no se buscan los placeres que suministra la droga, sino evitar el malestar en caso de no consumirla. Al suspender bruscamente la administración de heroína, la persona habituada a ella sufre diarreas, náuseas y vómitos, agitación intensa, tiene un frío intenso y se le pone la piel de gallina ( piloerección), se le dilatan las pupilas (midriasis), tiene una abundante secreción nasal, le duele el abdomen y en ocasiones tiene alucinaciones. Sí, Mark Renton lo pasó muy mal al intentar superar el "mono" de la heroína.

¿Cómo se trata actualmente el síndrome de abstinencia? Hay diversos fármacos para ayudar al heroinómano, el más conocido y usado es la metadona, que se incluye en los programas de desintoxicación. La metadona permanece más tiempo en el organismo que la heroína, con lo que el heroinómano necesita menos dosis y más espaciadas en el tiempo, toma una sustancia que está legalizada,se puede administrar por vía oral y tiene menos efectos indeseables que la heroína, facilitando la terapia de deshabituación y abandono de la misma. También se emplean la clonidina y la buprenorfina, aunque en menor medida, siendo la clonidina un antiadrenérgico ( es decir, que disminuye la acción de las catecolaminas) y la buprenorfina otro derivado del opio, ambos empleados para contrarrestar el síndrome de abstinencia.

Como nota final, hace poco tiempo supe que la heroína apenas se consume por vía intravenosa, siendo ahora más habitual fumarla, tanto por la imagen negativa de los pinchazos en los brazos como el miedo al SIDA por las jeringas compartidas y la mayor facilidad de consumo al ser su preparación menos laboriosa


Construyendo un cañón de Gauss
¿Son las cosas siempre como las vemos?

8 comentarios:

Héctor dijo...

Ya sabéis, no toméis drogas :P

Wis_Alien dijo...

Pues sí, Héctor. No hay mejor remedio para "quitar el mono" que no empezar nunca a consumir la heroina.

Yo no sabía que se podía llegar a tener dependencia física a una droga. Yo pensaba que era todo mental y que lo difícil estaba en meterse en la cabeza que no se debía consumir, pero me equivocaba. Tiene que ser bastante desagradable querer desengancharte y no poder por culpa de que tu cuerpo necesita la droga...

Saludos

bender dijo...

no tomes droga que es muy dañina, te va a hacer polvo la heroina lerele rele lere lele....

Ya lo dijo Aída en la serie un dia, jajajaj

Sophie dijo...

Wis, ése es uno de los principales problemas a la hora de hablar de las drogas y de concienciar contra su consumo, que se conoce la dependencia psicológica y muchos piensan "soy fuerte, no me va a pasar", pero no se conoce tanto la dependencia física, que es más difícil y peligrosa de superar.

Wis_Alien dijo...

Supongo que nunca me meteré en ese mundo, pero si alguna vez me entra la tentación ya tendré otro motivo para no hacerlo. Gracias Sophie. xDD

DDAA dijo...

Según cuentan los usuarios, desengancharse de la metadona es considerablemente más difícil que dejar la heroína. Si se usa es por razones morales (tiene menos estigma, no se inyecta, no produce placer), no científicas.

Sophie dijo...

DDAA, no estoy del todo de acuerdo contigo, tengo entendido que es más fácil desengancharse de la metadona, porque gracias a su vida media larga ( es decir, que esa sustancia tarda más en degradarse y está más tiempo en el organismo ejerciendo su efecto) hay menos picos de concentración plasmática, menos urgencia por consumir y es más fácil ir disminuyendo la dosis paulatinamente; es una sustancia que se puede tomar por vía oral, disminuyendo el riesgo de infecciones por vía parenteral, y al ser legal y poder conseguirse en un centro de salud no hay que buscarla fuera de la ley, ni se corre el riesgo de tomar una sustancia adulterada.

Anónimo dijo...

Comerse el mono a pelo es jugarse el tipo. Un tio joven de 20-35 tacos y con fuerzas lo puede pasar en 3-4 dias. Un tio que esté más cascao ojo. Lo digo por experiencia. Lo primero es pedir ayuda y no ir de valiente. Conozco quien se fue a la sierra una semana el solito, sin decir nada a nadie por no dar el cantazo y se quedó allí pa siempre. Te puedes axfisiar, deshidratar... te puedes caer y darte un golpe. En fin. PEDIR AYUDA.