jueves, 27 de septiembre de 2007

ILUSIÓN HORIZONTAL-VERTICAL

A veces las cosas no son lo que parecen. Un ejemplo de ello es una ilusión muy simple llamada ilusión horizontal-vertical. Consta solamente de dos líneas, una vertical y otra horizontal. La podemos encontrar AQUÍ. Como se puede apreciar la línea vertical parece más grande que la línea horizontal, sin embargo son iguales.


EXPERIENCIA

Haz la prueba. Fabrícate la tuya en un folio y observa la impresión que te da. ¿Parece más larga la línea vertical? Sin embargo, "sabes que son iguales". Las has dibujado tú mismo...


LOS VASOS

Este efecto se acentúa aun más, si la línea horizontal además de ser horizontal, es una línea curva formando una circunferencia. Y es que muchos de nosotros no calculamos adecuadamente la longitud de las circunferencias. Podemos hacer una sencilla comprobación comparando la altura de un vaso con la longitud de su borde superior.


EXPERIENCIA

Haz la prueba. Coge un folio y rodea la circunferencia de los bordes superiores de un vaso (o una jarra como la de la foto). Haz una marca y comprueba como al estirar el papel y compararlo con la altura del vaso, su longitud es mayor de lo que parecía al principio.

3 comentarios:

Wis_Alien dijo...

Sorprendente lo de los vasos!! No me había parado nunca a pensar en que la circunferencia es mayor que la altura, pero pensándolo detenidamente es bastante lógico...

Tomando como ejemplo la altura de un vaso de 15 cm; la longitud de la circunferencia del borde es 2*pi*radio, que más o menos es 6,3*radio. Sólo con que el radio sea 2,4 cm ya supera a la altura. Lógicamente el radio es mayor porque si no no podríamos ni beber. xDD

Una entrada muy interesante!!

Héctor dijo...

Jeje. Eso mismo me ha dicho mi hermano. Además se ha dado cuenta antes de que le hiciese la comprobación. Claro que ya me tiene calado, porque siempre le voy con cosas de estas.

Lo cierto es que a simple vista no parece tan grande...

Juan Alfonso Belmontes dijo...

Esto pasa además cuando vas a comprar un un cinturón. Vas al expositor de cinturones y todos te parecen enormes y hermosos, suficientes para tu cintura. Al probártelos compruebas que el circulo que forma el cinturon no es tan grande y no sobre tanto para la hebilla(a no ser que seas un tirillas).