jueves, 3 de mayo de 2012

Dinámica de grupos y seguridad vial

Esto es una pequeña reflexión sobre la psicología de los grupos en relación con la seguridad vial. Una reflexión sobre cómo la dinámica del grupo puede llevar al accidente. Atento amigo conductor, ya que la información de este artículo puede ayudarte a evitar un accidente.

En todo grupo humano existen “las normas”. Es algo intrínseco al grupo humano. Las normas pueden ser formales o informales, no es necesario que estén escritas. Una norma formal es una ley por ejemplo. Una que está escrita y regula formalmente el comportamiento de la gente. Una norma informal es una norma que aparece de forma espontánea sin que nadie la ponga por escrito. Un ejemplo es lo que hacíamos cuando éramos estudiantes. Los primeros días los asientos eran ocupados por los que asistían a la clase y durante el resto del año una cosa que suele ocurrir es que los sitios se respeten, y uno suele sentarse siempre en el mismo sitio. Si te sientas en el sitio de otro igual te mira mal. Así nos guiamos por normas, unas implícitas y otras formales. Pero, ¿qué pasa si unas contradicen a las otras? Es decir, ¿qué pasa si una norma informal en uso contradice una formal? A veces se produce un conflicto por esto mismo. Alguien sigue una norma informal y otro otra formal, y ambas dos pueden no ser compatibles.

En ocasiones, esto mismo puede suponer un riesgo incluso. Por ejemplo si hablamos de seguridad vial, si un usuario de la vía utiliza una norma y otro usuario otra distinta, puede acabar pasando que colisionen sus vehículos. De hecho esto se puede ver perfectamente en las rotondas. De manera informal se ha establecido una forma de circular por las mismas que no se corresponde con la normativa, de tal modo que acabamos teniendo un grupo de conductores que sigue una norma implícita y otro grupo que conoce la norma de circulación formal y la utiliza. Y es que no se puede invadir el carril exterior de una rotonda si uno circula por el interior y pretende abandonarla, cosa que mucha gente hace… No es sorprendente que nos encontremos con noticias como esta.

En la misma se dice que el 80 % de los accidentes en casco urbano que se producían en Granada en aquel momento se daban en las rotondas porque la gente no sabía usarlas. Cuando el factor humano es clave para prevenir un accidente hay que ver cuál es la mejor forma de intervención. En este caso, habrá mucha gente que no tiene clara la normativa, así que nada como un vídeo para explicarlo…al menos en España así se hacen las rotondas…

 

Superdotados y socialmente adaptados
Experimento: equilibrios imposibles