martes, 10 de marzo de 2009

La dichosa vacuna del papiloma humano

Hace poco que ha saltado la polémica a cuenta de la vacuna contra el virus del papiloma humano. Desde los medios de comunicación se ha contado y repetido sin cesar que dos chicas ingresaron en la UCI a causa de una reacción brutal a la segunda dosis de dicha vacuna, con convulsiones y pérdida de conciencia. A partir de ahí, los comentarios y artículos se han sucedido: se nombra el síndrome de Guillain Barré, se dice que se usa a las mujeres españolas como cobayas para averiguar si la vacuna es efectiva o no, que si no se había terminado de investigar si era eficaz cuando se lanzó al mercado, etc. Como diría Jack el Destripador: señores, vayamos por partes.


1. ¿ERA Y ES NECESARIA ESA VACUNA?



Cuando anunciaron en el Ministerio de Sanidad que iban a destinar una importante partida de dinero a la mal llamada "vacuna del cáncer de útero" o "vacuna del cáncer de cérvix", los médicos, epidemiólogos y estudiantes de Medicina nos llevamos las manos a la cabeza. Al analizar la vacuna, vimos que actuaba sólo contra uno de los factores de riesgo para padecer cáncer de cuello de útero. Para remate, no actuaba contra todas las cepas de ese virus que se han comprobado que intervienen o pueden intervenir en la génesis del cáncer de cuello de útero, sino tan sólo los tipos 16 y 18. Para comprender mejor lo que quiero decir, os recomiendo leer este artículo de Vicente Baos y cito un párrafo:


Solo el 28.2% de las mujeres con CIN2 o CIN3 confirmadas por biopsia estaban exclusivamente infectadas con los genotipos 16 y 18 del VPH, este hallazgo da lugar a a dudas sobre la protección alcanzada con las vacunas actuales.


Para entender mejor este párrafo: CIN es la clasificación de las lesiones precancerosas. Hay 3 grados, siendo el 3 el que corresponde a un cáncer in situ, un tumor pequeño, bien localizado y fácilmente extirpable. Digamos que es la fase previa a tener un señor tumor maligno Como se ve, menos de un tercio de las mujeres que tienen lesiones precancerosas CIN 2 ó 3 están afectadas por esos subtipos del virus del papiloma humano. Si a eso le sumamos que al mirar las estadísticas sólo un 4'5% de los tumores que padece la mujer corresponden al del cuello de útero, la idea que nos queda es: estamos destinando una gran cantidad de dinero a algo que no es de lo más frecuente ni urgente en España, estamos consumiendo recursos y de mala manera, ¿no nos recuerdan a diario que la Seguridad Social tiene recursos limitados y hay que utilizarlos bien?. En contraposición tenemos al neumococo, cuya vacuna no está incluida en el calendario vacunal (con ciertas excepciones) a pesar de que los pediatras lo han pedido "cienes y cienes de veces" y por ahora lo único que pueden hacer es recomendar a los padres que paguen la vacuna de su propio bolsillo.Causa neumonía y su frecuencia es mayor que la del cáncer de cuello de útero, afectando a una mayor población. ¿El problema? Que no es tan rentable políticamente, no se le puede sacar tanta tajada como a la mal llamada "vacuna contra el cáncer de útero" que tantos titulares ha removido, tanta desinformación y tanto desentendimiento.



¿Más detalles? Estamos frente a una vacuna cuya eficacia no conocemos. Sabemos la duración del efecto de cualquier vacuna, como por ejemplo la del sarampión. Sabemos si tenemos que dar una dosis de recuerdo. Y sabemos si es útil o no. Sin embargo, en el caso de la vacuna del virus del papiloma humano no sabemos a ciencia cierta cuál es su efectividad, no sabemos por cuánto tiempo protege ni si hay que aplicar dosis de recuerdo. Sí, de acuerdo, hay estudios que hablan del aumento de anticuerpos frente a ese virus, pero ¿se ha comprobado que sea eficaz y favorezca la disminución de los casos de cáncer de cuello de útero, que es lo que queremos? No. Si no logra su objetivo, ¿por qué se mantiene, por qué se sigue empleando? Buena pregunta...



2. ¿Y QUÉ PASA CON LAS REACCIONES A ESTA VACUNA?



En Medicina se asume que todo acto tiene sus consecuencias, que toda intervención médica puede tener efectos indeseables. Por ello, no se hace nada a menos que los beneficios superen ampliamente a los riesgos. Yendo a las vacunas, sabemos que al vacunar se pueden dar algunos efectos, como una reacción alérgica medicamentosa. No es algo excepcional ni imposible una reacción alérgica medicamentosa, pero al ser una vacuna muy polémica han saltado las alarmas y las noticias. Se habla de un lote de vacunas contaminado. Yo, sinceramente, no lo creo, puesto que de ser así tendrían que haber muchos, pero muchos más casos. Repito que esto concuerda más con una reacción alérgica y cito nuevamente a Vicente Baos explicando cuáles son las condiciones que se han de dar para tener claro que estamos ante una reacción anafiláctica (una reacción alérgica brutal e inmediata, simplificando):



- Existe una exposición previa, es la 2ª dosis.
- Ocurren en breve plazo:A los pocos minutos comenzaron a sentirse mal, a notar que se "hinchaban por dentro, que les quemaba la piel", describen las informaciones de la Consejería de Sanidad de Valencia.
- El cuadro es severo, produce convulsiones generalizadas, probablemente secundarias a la isquemia resultante del shock anafiláctico.
Dado que no conocemos otros detalles, parece claro pensar en una RAM inmediata de resultados graves: ingreso hospitalario, cuidados intensivos...



3.ENTONCES, ¿CÓMO ME PROTEJO YO DEL CÁNCER DE CUELLO DE ÚTERO?



Ésta es una de las muchas preguntas que me han hecho estos días. Mi respuesta: revisiones ginecológicas anuales, con realización del test de Papanicolau, de forma que se detecte rápidamente y a tiempo las lesiones previas al cáncer, de manera que se quitan y ya está. Después, más revisiones para ver que todo va bien. Es una medida sencilla, económica para el sistema sanitario, preventiva y que se ha demostrado muy eficaz. Mucho más que la vacuna. Y, en contra de lo que mucha gente cree, hacerse la citología, ver que no hay nada y vacunarse "por si acaso" no ha demostrado ninguna validez.



4. ¿ES VERDAD QUE LAS MUJERES ESPAÑOLAS ESTAMOS SIENDO USADAS COMO COBAYAS HUMANAS PARA EVALUAR LA VACUNA?


Leí en un artículo (que no pienso citar por no dar publicidad a los pseudocientíficos) que las mujeres españolas estamos siendo usadas como cobayas humanas a gran escala. Alucinada me quedé.



Si evaluamos las fases de creación de una vacuna, un fármaco, vemos que lo primero es el laboratorio, donde se descubre una sustancia, un compuesto con una determinada función que puede venir bien para tratar algo. El siguiente paso es asegurarnos con animales de experimentación, siguiendo una serie de protocolos, verificando cada paso, asegurándonos bien de que sí, que eso que tenemos entre manos es eficaz para lo que queremos. A continuación se realizan ensayos clínicos controlados con personas, vigilando estrechamente los efectos en el organismo humano, la aparición de posibles efectos secundarios, etc. Por último, se lanza al mercado. El quid de la cuestión: a lo largo de todo este proceso se ha estado trabajando con grupos reducidos de personas si se compara con TODA la población. A lo mejor mientras se investiga y analiza no se observan efectos secundarios relevantes y cuando se lanza al mercado, al cabo de un tiempo se notifican reacciones alérgicas a ese medicamento, efectos secundarios concretos en un grupo concreto de personas (por ejemplo, no se debe dar aspirina a un niño que padezca varicela o corre el riesgo de sufrir el síndrome de Reye). ¿Somos cobayas humanas? ¿Están jugando con nuestra salud? Me parece a mí que después de lo que he explicado, no es así. Que haya habido casos de reacciones alérgicas medicamentosas no justifica que se realicen acusaciones tan graves y se asuste y escandalice sin fundamento.


En fin, creo que los puntos principales acerca de esta vacuna han quedado aquí resumiditos. Si he obviado algo o no ha quedado del todo claro, os agradezco que me lo comentéis ;)



Una reacción química impresionante
¿Es posible que un asteroide destruya la tierra?

4 comentarios:

Myriam dijo...

Hola!
Tu artículo es bastante bueno. Sin embargo tengo que llevarte la contraria en un punto. Eso de que te haces citologías anuales y si hay algo "se quita y punto" y que es sencillo no me parece a mi real. He vivido de cerca un caso de alteración de la morfología de las células del cuello del útero. Primero te tienen que hacer un montón de pruebas para ver bien dónde está la "mancha" genotipar el virus para ver que cepa es.. y luego te queman la zona con un laser, cosa nada agradable. Tienes que pasar un post-operatorio con sus medidas especiales. Y eso no garantiza estar ya bien del todo, porque en este caso que tengo cerca la "mancha" ha vuelto a aparecer. Así que estoy de acuerdo en que mientras no se demuestre la efectividad de la vacuna las citologías son el método más eficaz de prevenir la extensión del virus, pero no es tan sencillo.
Por cierto, eso trata de impedir la formación de tumores, pero la mejor manera de protejerse contra la infección del virus es el uso del condón, y bueno, la ausencia de sexo...
Sólo quería hacer un comentario a eso, pero ya te digo que me ha gustado tu artículo.
saludos

Sophie dijo...

Myriam, muchas gracias por lo que has comentado, quizá yo he simplificado demasiado: colocar el espéculo para ver bien el cuello uterino, utilizar un colorante para ver si hay lesiones o no y, en caso de haberlas, realizar una biopsia. Si al analizar la biopsia se ve que no es nada benigno, se extirpa la lesión con láser o con asa diatérmica, proceso nada agradable como tú misma apuntas. Al decir que se quita y punto, me refería a que se extirpa la lesión, se revisa y, en la mayoría de los casos, no hay mayor preocupación. mientras que la vacuna no te asegura mayor tranquilidad que la realización de revisiones.

En cuanto a los factores de riesgo para contraer cáncer de cuello de útero, si echamos un vistazo a los manuales de Ginecología o los apuntes del MIR: promiscuidad, inicio precoz de las relaciones sexuales, ITS, tabaco y multiparidad. Los tres primeros, lógicamente, están bastante relacionados con el uso de preservativo :)

María dijo...

Hola, La verdad es que estoy empezando a buscar información porque me acaban de encontrar el virus y no me acabo de convencer. Me he estado infromando sobre el caso de Valencia pero no está todavía probada que la razón sea por la vacuna... y la verdad es que es la pequeña luz que veo.

Muchas gracias por tu información!!!

Hilda dijo...

Hola, me parece de muy mal gusto todos sus comentarios negativos y amarillistas de la vacuna del VPH, pues mujeres como yo que estamos contagiadas buscamos alternativas y también los contras que existen, pero sólo son válidos con un fundamento, llevo 2 años con esta enfermedad y creanme que he visto a muchos especialistas y me he hecho estudios y nadie me había dicho semejantes estupideces como las que ustedes publican, de hecho aconsejan que personas ya infectadas se la pongan para aminorar las lesiones que provocan. Infórmense antes de criticar y tratar de hacer su página controversial